Los juguetes de dentición

Los juguetes de dentición

Son, más que un juguete, un accesorio básico para tu bebé, especialmente durante la segunda fase de la dentición, cuando sus encías comienzan a irritarse y el niño sufre las molestias de los dientes empujando por salir de la encía. Los juguetes y aros para morder ayudarán a aliviar el malestar que siente tu pequeño en esos momentos. Son imprescindibles, pero conviene conocer sus características para elegir el más conveniente, y no tener ningún problema con cuestiones de seguridad. Es decir, que no haya riesgo de que se rompan, se abran o se desgajen de ninguna manera.

denticion

Por lo general estos juguetes están hechos plástico blandos, son suaves y van rellenos de agua desinfectada; esto está pensado para que puedan ser enfriados en la nevera, ya que tu bebé agradecerá el frío en sus encías, calmando el dolor y la irritación. Hay, pues, que procurar adquirir juguetes enfriables y de material inofensivo y resistente. No confíes en las marcas más desconocidas, que a veces no ofrecen ninguna garantía en cuanto a su composición y durabilidad.

Procura reponer habitualmente los aros y juguetes de dentición, ya que se estropean a menudo. Cuando ya sean visibles los dientes de tu bebé puedes comenzar a sustituirlos por otro más sólidos. Compra solamente juguetes que puedan ser esterilizados, ya que probablemente caigan al suelo a menudo y están constantemente en la boca del pequeño. Una correcta higiene es básica con este tipo de juguetes, que, bien empleados, estimulan y favorecen el crecimiento de una dentadura sana y fuerte.

Sin Comentarios

Deja tu comentario