La importancia del sueño en bebés recién nacidos

Los bebés recién nacidos suelen dormir muchas horas al día, al menos si no tienen hambre o cualquier otro problema que lo impida, por lo que los padres deben acostumbrarse a dejar dormir a su bebé durante buena parte del día. Por lo general un bebé en sus primeros meses de vida suele dormir alrededor de 18 horas de media, aunque dependerá mucho del bebé y del tiempo de vida que tenga, que es un factor a tener en cuenta.

Los bebés necesitan un descanso muy intenso a lo largo del día y tan sólo necesitan despertarse para poder alimentarse, debido a que la alimentación es muy importante para que puedan crecer con buenas defensas y todas sus vitaminas y minerales. Cuanto mayor sea el clima de descanso en la habitación donde tengas a tu bebé, mayor será el descanso para el pequeño recién nacido.

Bebé-Dormido

Uno de los consejos para los padres es permitir que su bebé pueda dormir tanto como quiera y es muy recomendable que el bebé se encuentre en una habitación tranquila, sin corrientes de aire y por supuesto con una temperatura adecuada, factores que facilitarán el descanso del bebé en todo momento.

Siempre la alimentación influye mucho en las hora de sueño de un bebé y habitualmente se despertará  y llorará cuando tenga hambre, algo que los padres que acaban de tener un bebé saben perfectamente, especialmente cuando el niño se despierta cada poco tiempo pidiendo leche o simplemente porque tiene alguna molestia que le impide dormir y descansar perfectamente.