Ayuda para corregir conductas inapropiadas

Ayuda para corregir conductas inapropiadas

El ordenamiento social, el buen comportamiento y la buena relación con los demás son los factores muy importantes que tienen en cuenta los padres en el momento de la crianza de sus hijos. Para que todo esto se pueda llevar a cabo de una manera muy normal, hay ciertos consejos que se deben respetar enteramente.

En los días cuando apenas nace un bebé, la acción más común de ellos es la de explorar al máximo todo lo que ven. La intención es tocar, oler o percibir para tener un conocimiento sobre todos los objetos que los rodean. Esto puede parecer un detalle menor, pero en caso de no poner un límite adecuado, puede resultar un aspecto totalmente negativo en cuanto al crecimiento del joven.

Bebe

Entre los dos y cinco años de edad las funciones más frecuentes que se pueden observar son las de jugar con los mocos que salen de su nariz, meter las manos en el inodoro, jugar con el salero de un restaurante, jugar con el papel higiénico y tomar objetos ajenos para pegarle a otra persona. Todas estas cosas pueden parecer completamente desagradables, pero son hábitos muy comunes en los jóvenes.

La psicóloga especializada en niños de la Asociación Afecto, Claudia Jiménez Chacón, se refirió al respecto, al decir: “Los gestos de desaprobación, las palabras o el tono de voz son los primeros indicadores para los niños sobre que está mal visto”. De esta manera, deja en claro que siempre los adultos son el mejor ejemplo que pueden recibir los menores.

El castigo, el regaño o la reacción exagerada son estrategias que están muy alejadas de la verdadera realidad. Estas acciones corresponden más a la edad media que a la actualidad. En el presente lo que aconsejan los profesionales del rubro es brindarles a los niños una explicación adecuada para que puedan comprender sobre los actos que no se deben efectuar.

Sin Comentarios

Deja tu comentario